MEDIACIÓN
Y ACOSO ESCOLAR

Las escuelas deben ser entornos seguros y saludables en los que los niños y adolescentes puedan desarrollarse plenamente con el mayor grado de bienestar posible. Sin embargo, los conflictos, la indisciplina y los actos de violencia siguen siendo, hoy en día, algunas de las principales preocupaciones de los docentes.

Los centros educativos tienen el deber y la responsabilidad de poner en funcionamiento políticas y estrategias con el fin de favorecer la convivencia y dotar a los profesores de la formación y los recursos necesarios para que puedan prevenir y gestionar los conflictos y situaciones complejas que se van a producir en su entorno educativo.

OFERTA FORMATIVA

¿Tienes alguna duda o consulta? Permítenos ayudarte